UNSR Victoria Tauli-Corpuz

Declaración de la Relatora Especial en la 11a sesión del Mecanismo de Expertos sobre Derechos de los Pueblos Indígenas Imprimir

emrip2018

Declaración de la Sra. Victoria Tauli-Corpuz
Relatora Especial sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas

11a Sesión del Mecanismo de Expertos sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas

Ginebra
11 de julio 2018

Señora Presidenta del Mecanismo de expertos sobre los derechos de los pueblos indígenas (Sra. Erika Yamada),

Distinguidos miembros del Mecanismo de Expertos,
Presidenta del Foro Permanente de las Naciones Unidas para las Cuestiones Indígenas (Sra. Mariam Wallet Aboubakrine)
Presidenta del Fondo de Contribuciones Voluntarias de las Naciones Unidas para los Pueblos Indígenas (Sra. Claire Charters)
Honorable miembro del Comité de Derechos Humanos (Sarah Cleveland) y del Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer (Aruna Devi Narain)
Representantes indígenas, Excelencias, señoras y señores,


Es un placer para mí dirigirme a ustedes hoy. Nos reunimos para la undécima sesión del Mecanismo de expertos sobre los derechos de los pueblos indígenas, y es la segunda ocasión después de la adopción del nuevo mandato del EMRIP por el Consejo de Derechos Humanos en septiembre de 2016 (HRC / RES / 33/25). Dos años después, creo que hay razones para reconocer el potencial y los primeros pasos positivos que estamos viendo como resultado de la revisión del mandato del EMRIP, en términos de avanzar en los derechos de los pueblos indígenas en el marco internacional.

Me gustaría destacar tres de ellos por adelantado:

1) El hecho de que ahora estamos discutiendo un tema tan pertinente como el Consentimiento Libre, Previo e Informado de los pueblos indígenas, que es un tema identificado por los miembros del EMRIP. Como todos sabemos, el CLPI es esencial para el respeto de los derechos sustantivos de los pueblos indígenas. La falta de respeto por el CLPI es una de las preocupaciones que más frecuentemente me surge en mi papel de Relatora Especial sobre los derechos de los pueblos indígenas. Necesitamos mapear y comprender las posibles buenas prácticas de consulta y CLPI para poder promover mejor estos derechos. Espero con interés el informe final del Mecanismo de expertos sobre este tema y confío en que abogaremos conjuntamente por un enfoque común y coherente para la interpretación de los estándares y requisitos de la consulta y el consentimiento libre, previo e informado.

2) Un segundo resultado positivo del nuevo mandato es el mayor enfoque en el avance de los derechos de los pueblos indígenas a nivel nacional. Esta fue exactamente la principal conclusión surgida del décimo aniversario de la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas el año pasado, donde vimos claramente que, a pesar de los avances a nivel mundial, se necesita hacer mucho más a nivel nacional para implementar la Declaración. Los mecanismos de las Naciones Unidas sobre los derechos de los pueblos indígenas pueden desempeñar un papel importante en el apoyo a los gobiernos en esta tarea. Aliento al EMRIP a tener en cuenta las recomendaciones y observaciones que he hecho en los informes y comunicaciones de mi país cuando participo a nivel nacional.

3) En tercer lugar, me gustaría enfatizar la importancia de la cooperación entre los mecanismos de la ONU que trabajan en los derechos de los pueblos indígenas. Esto no es nada nuevo, pero fue reiterado y solicitado activamente por el Consejo de Derechos Humanos en el mandato revisado del EMRIP. No podemos ignorar el hecho de que los pueblos indígenas continúan siendo víctimas de violaciones masivas de los derechos humanos, discriminación estructural y desigualdad, y de hecho, a menudo son "dejados atrás" a pesar de los compromisos globales para abordar su situación de marginación. Tenemos que trabajar juntos a través de los mecanismos especializados de las Naciones Unidas, otros órganos de derechos humanos de la ONU, así como instituciones regionales y nacionales de derechos humanos, gobiernos y pueblos indígenas para mejorar urgentemente las condiciones que enfrentan los pueblos indígenas.

Por lo tanto, agradezco esta oportunidad anual de solicitar una mayor coordinación y cooperación para promover los derechos de los pueblos indígenas.

Me gustaría ahora decir algunas palabras sobre mis actividades y trabajo. Voy a comentar brevemente sobre mis actividades desde que me dirigí al Mecanismo de Expertos el año pasado, con un enfoque particular en la criminalización, el autogobierno y el desarrollo sostenible, temas a los que actualmente estoy dedicando mi atención.

Violencia y criminalización contra los pueblos indígenas

Una de mis preocupaciones más serias es la preocupante escalada de violencia, criminalización, hostigamiento y amenazas contra los pueblos indígenas, en particular cuando defienden y ejercen sus derechos sobre sus tierras, territorios y recursos naturales. Estas violaciones de derechos humanos a menudo surgen cuando los líderes indígenas y los miembros de la comunidad expresan su preocupación por los proyectos extractivos y de inversión, tales como la minería, los agronegocios o las represas hidroeléctricas que afectan sus derechos fundamentales.

Parece que una vez más, los pueblos indígenas han terminado en la vanguardia como blancos de persecución, esta vez debido a la competencia cada vez mayor por los recursos naturales, que se está llevando a cabo en sus tierras y territorios tradicionales.

Mi informe al 39º período de sesiones del Consejo de Derechos Humanos en septiembre (A / HRC / 39/17) proporcionará un análisis de estas preocupaciones. En particular, el informe analizará los impactos individuales, pero también los impactos colectivos que estos ataques y criminalización tienen sobre los pueblos indígenas y sus comunidades. Además, el informe detallará la necesidad de desarrollar medidas colectivas de prevención y protección.

El informe es un primer paso para analizar este tema. Me comprometo a seguir llamando la atención sobre los ataques y la criminalización de los defensores de los derechos humanos indígenas y buscar y encontrar soluciones en términos de medidas adecuadas de prevención y protección para ellos.

Pueblos indígenas y autogobierno

Tras el estudio del EMRIP de 2011 sobre la participación en la toma de decisiones y el trabajo reciente del Foro Permanente de las Naciones Unidas sobre el desarrollo sostenible en los territorios de los pueblos indígenas, deseo centrarme más en los pueblos indígenas y el autogobierno, particularmente en lo que respecta a la consecución del desarrollo.

De hecho, existen numerosos sistemas de gobernanza indígena en todo el mundo, que permiten a los pueblos indígenas ejercer su derecho al autogobierno y lograr un desarrollo sostenible en la forma en que lo definan por sí mismos. Estos incluyen las autoridades tradicionales, el derecho consuetudinario y los mecanismos de resolución de disputas, así como las nuevas instituciones de gobierno, como los parlamentos, los consejos y las organizaciones indígenas, entre otros.

Muchos de estos sistemas de gobernanza indígena han demostrado ser mejores que los actores externos para garantizar el bienestar y los derechos de los pueblos indígenas. Además, contribuyen a la reducción de conflictos, la adaptación climática, la conservación y la protección de la naturaleza y los servicios de educación y salud culturalmente apropiados, entre muchos otros resultados positivos. El reconocimiento y el apoyo a los sistemas de gobernanza indígena son, por lo tanto, esenciales para la realización de los derechos de los pueblos indígenas en general, y en particular su derecho a la autodeterminación.

En mi informe a la Asamblea General en octubre de este año, además de proporcionar la actualización anual de mis actividades, haré un comentario introductorio sobre el tema de los pueblos indígenas y el autogobierno. El objetivo es abrir el debate y destacar algunas de las áreas clave, que trato de explorar más a lo largo del próximo año en consulta y diálogo con los Estados y los pueblos indígenas.

Desarrollo sostenible y derechos de los pueblos indígenas

Mientras nos reunimos aquí en Ginebra, el Foro Político de Alto Nivel sobre Desarrollo Sostenible se inaugurará más tarde en Nueva York para monitorear la implementación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible desde 2015.

La Agenda 2030 promete "no dejar a nadie atrás". Para no dejar atrás a los pueblos indígenas, la Agenda necesita, por un lado, abordar eficazmente la discriminación contra los pueblos indígenas, para que puedan beneficiarse plenamente de los principales esfuerzos de desarrollo y, por otro, garantizar el respeto de su derecho a definir y perseverar en sus vías de desarrollo autodeterminado. Dadas las formas únicas de vida, tradiciones, culturas y enfoques holísticos de desarrollo de los pueblos indígenas, el desarrollo para los pueblos indígenas tal vez no tome la misma forma que los procesos de desarrollo dominantes.

Por lo tanto, la participación de los pueblos indígenas a través de sus propios representantes e instituciones en este proceso es indispensable. Solo de esta manera, podemos garantizar que la implementación de la Agenda 2030 sea culturalmente apropiada y basada en las tradiciones, los valores y los enfoques de desarrollo de los pueblos indígenas, y que respetará y promoverá sus derechos.

Visitas a paises y comunicaciones

Permítanme terminar con algunas palabras sobre mis recientes visitas a países, así como las comunicaciones con los gobiernos.

Desde que informé al EMRIP el año pasado, realicé dos visitas oficiales a los países: a México del 8 al 17 de noviembre de 2017 y a Guatemala del 1 al 10 de mayo de 2018. Deseo agradecer a los gobiernos de México y Guatemala su invitación para estas visitas, así como por su cooperación durante las misiones y por permitirme seguirlas de manera independiente.

México y Guatemala han desempeñado un papel importante en el apoyo al avance de los derechos de los pueblos indígenas en el ámbito internacional, incluida la adopción de la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas y el establecimiento de mi mandato. Sin embargo, a nivel nacional, los países de ambos países aún enfrentan serios desafíos en la implementación de estos compromisos.

En México, recibí información sobre algunos pasos a seguir en los campos de la salud y la educación, así como sobre los esfuerzos para facilitar el acceso de los pueblos indígenas a la justicia. Pero pude observar que la situación real de los pueblos indígenas en el país representa una gran brecha entre los compromisos internacionales adoptados por el Estado y la realidad sobre el terreno.

Es necesario adoptar medidas eficaces y coordinadas a nivel federal, estatal y municipal para hacer frente a la grave situación de los pueblos indígenas en cuanto a la falta de una aplicación adecuada de sus derechos a la libre determinación y a sus tierras, territorios y recursos naturales, su participación política y acceso a la justicia. También se deben adoptar medidas urgentes para resolver los problemas de violencia e inseguridad, así como la pobreza, la marginación y la discriminación a la que se enfrentan.

Considero que es necesario crear las condiciones para un diálogo sostenido e inclusivo entre el Estado y los pueblos indígenas en el país para abordar todos los problemas examinados en el informe y crear una nueva relación basada en la igualdad, el respeto y la no discriminación.

En Guatemala ,. los pueblos indígenas constituyen la mayoría de la población. A pesar de esto, nunca han participado en igualdad de condiciones en la vida política, social, cultural y económica del país. Pude observar que los pueblos indígenas enfrentan racismo estructural y discriminación en sus vidas cotidianas, lo que se refleja en la falta de protección de sus tierras, territorios y recursos naturales y en sus dificultades para acceder a la justicia, la salud y la educación o la participación política. Me preocupaba saber que, a pesar del crecimiento económico general, los niveles de desigualdad están aumentando.

En el seguimiento de la visita de mi predecesor, el profesor Rodolfo Stavengahen, en 2002, pude observar que sus principales recomendaciones sobre la implementación del Acuerdo de 1996 sobre Derechos e Identidad de los Pueblos Indígenas (ADIPI) siguen sin cumplirse. Es profundamente inquietante que hoy, 22 años después de la firma de los Acuerdos de Paz, solo el 19% de los compromisos adoptados en el ADIPI hayan sido implementados. No ha habido suficiente progreso en particular en relación con la garantía de los derechos a la tierra y los recursos, la educación bilingüe intercultural y el reconocimiento de las autoridades indígenas y los sistemas de justicia.

Tanto en México como en Guatemala recibí numerosas quejas sobre los impactos del modelo actual de "desarrollo" sobre los derechos de los pueblos indígenas. El drástico aumento de los proyectos extractivos y de otro tipo no respeta el derecho de los pueblos indígenas a determinar sus propias prioridades y estrategias el desarrollo o uso de sus tierras, territorios y recursos naturales. En general, estos proyectos se llevan a cabo sin evaluaciones adecuadas del impacto sobre los derechos humanos ni consultas apropiadas para obtener el consentimiento libre, previo e informado de los pueblos indígenas interesados.

Presentaré mis informes oficiales de visitas al país al Consejo de Derechos Humanos en septiembre de este año. Espero que sus conclusiones y recomendaciones ayuden a proporcionar una base para un diálogo sostenido con los gobiernos de México y Guatemala con miras a avanzar en la protección, el respeto y la implementación de los derechos humanos de los pueblos indígenas en ambos países.

Además de las visitas a los países, he seguido compartiendo información con los gobiernos y otros actores en relación con las denuncias de violaciones de los derechos de los pueblos indígenas. Desde el año pasado, he enviado 37 comunicaciones a más de 20 Estados y otros actores en relación con violaciones de una amplia gama de derechos económicos, sociales y culturales, así como civiles y políticos. Aprecio las respuestas que he recibido y el diálogo que algunas de las comunicaciones han llevado a diferentes gobiernos.

Empecé por referirme a los pasos y señales positivos que el nuevo mandato del EMRIP parece brindar. Permítanme terminar destacando que todos debemos seguir trabajando para mejorar el marco de supervisión internacional de los derechos de los pueblos indígenas, pero también para apoyar el desarrollo de los marcos jurídicos, institucionales y normativos nacionales que puedan proteger, promover y realizar con eficacia los derechos de los pueblos indígenas en el terreno.

 

* * *

 

UNSR en Redes Sociales

TwitterFacebookYoutubeFlickrStorify

Newsletter


Victoria Tauli-Corpuz

Relatora Especial

On line

Tenemos 109 invitados conectado(s)
You are here  : Inicio Declaraciones Declaración de la Relatora Especial en la 11a sesión del Mecanismo de Expertos sobre Derechos de los Pueblos Indígenas